8 may. 2009

En busca del florero ideal


Siempre que me regalan flores surge el mismo problema: donde colocarlas. La importancia de tener un buen florero no se hace patente hasta que tenemos que colocar ramos o flores solitarias en recipientes demasiado grandes o demasiado pequeños que hacen del ramo una muestra de ikebana caótico bastante difícil de arreglar.

Algunas veces me he planteado la posibilidad de diseñar un florero que resolviera estos problemas, pero no es tan sencillo como parece. Por eso cuando veo uno bien diseñado, me emociono tanto.

Sprout, diseñado por Guido Costantino, me encanta porque hace que las flores luzcan como si estuvieran en plena naturaleza y no completamente rectas como pasa con la mayoría de floreros.

En el último número de la revista d(x)i se publican una serie de jarrones de cerámica experimentales que han surgido de un Workshop organizado por la plataforma Surtido.

La exposición que los recoge, Surtido de revolución, se puede ver hasta el 6 de junio en Barcelona en el Espai Rubik (C/ Planeta Nº5, Barrio de Gracia).

11 comentarios:

Atenea dijo...

Hola! Me ha gustado tu blog, sobre todo el post sobre las sillas diseñadas por Gaudi, el ultimo post de mi blog también va sobre gaudi, sobre moda inspirada en él, por si quieres echarle un ojo.
besos!

Cris dijo...

qué precioso ese florero!! lo quiero ya!!

yo el único jarrón que tengo ahora en mi pisito de "estudiante" es uno con historia, porque llegó volando desde Boston cargado de rosas un sant jordi de hace añitos... no es tan mono, pero a mí me encanta! :)

besos preciosa. prometo acordarme de llamar este finde! soy lo peor! hahaha

Danny dijo...

Me encanta el florero de Guido Constantino, minimalista y elegante.

Tu entrada sobre los cojines de Adobe creative suite, me ha hecho mucha gracia, haber si me hago de algunos para mi chico que es fanático.

Saluditos :)

Sue dijo...

ATENEA: Bienvenida a mi blog

CRIS: Tienes que contarme la historia completa del jarrón viajero ;)

DANNY: Me alegro de que te haya gustado el Sprout y los cojines para fanáticos de Adobe.

Miss Rosenthal dijo...

Para mí el florero ideal sería el que adornara con y sin flores. Ahora los que tengo están en un armario esperando a que lleguen las flores. Lo guay sería poder dejarlo siempre. Puedes inventar uno de esos porfa?
Un beso

Sue dijo...

Miss: Tienes razón, el florero tiene que ser bonito incluso vacío. A ver si me invento alguna cosa :)

lujosabarcelona dijo...

Qué bonito Sue!!!
Con flores o sin ellas.
Bss guapa!

Alejandro Cortés dijo...

sue, excelente blog, es muy adicitivo ojearlo, no pude dejarlo hasta q habia llegado a tu primera entrada... bno, espero sigas con el.

Gloria dijo...

Tienes razón, para mi el problema es que no vale cualquier jarrón para cualquier flor, este queda estupendo así.
A mi me gusta muchísimo el de Alvar Aalto, creo que queda siempre bien.
bss

Sue dijo...

LUJOSA: Gracias :)

ALEJANDRO: Bienvenido a mi blog. Aquí seguiré al pie del cañón.

GLORIA: El de Aalto es muy guay, pero un poco grande para un sola flor, ¿no?

Gloria dijo...

Siiiiiii! tienen que ser muchas, es es mi problema, nunca tengo lo que necesito.
Gracias por seguir buscandonos jarrones, me divierte mucho entrar y ver tus ideas.
A ver cuando nos fabrican la famosa alargadera que tanto me gustaba!!