27 ene. 2009

Poesía constructiva


Hay veces que diseñando se te ocurren formas que no sabes como resolver. Lo más divertido es cuando descubres que tu idea, o una muy parecida, ya se le había ocurrido a alguien y que ese alguien ha resuelto el problema perfectamente.


Esto es lo que me ha pasado con Stem, un perchero que recrea la forma de las ramas de un árbol. Tengo que mirar a ver si lo venden en Barcelona para ver como han solucionado el ensamblaje de las “ramas” al “tronco”.




5 comentarios:

tupersonalshopperviajero dijo...

Parece realmente útil y "ponible", vamos, discreto para mezclar con otros estilos si fuese necesario. Yo ya me lo estoy imaginando en la entradita de mi casa lleno de bufandas, gorros y bolsos. jajaja
Bss
;-)

Planeta Isabelino, variedades a lo fino dijo...

Magnífico objeto, una reinvención fantástica de los utilísimos percheros de toda la vida!

Pau dijo...

Excelente diseño, sencillo y original.
XXX

Cris dijo...

a mí me pasa un montón lo de pensar algo y que otro se te adelante. es lo que tiene no tener pasta para abrir un negocio cada día! ;)

ahora en serio, creo que he visto ese perchero en algún sitio.

no sé si eran revistas de decoración o en una tienda en concreto. lo pienso y si me viene a la cabeza te mando un mail... besos preciosa!

Sue dijo...

Viajera: seguro que tu lo llenarías en seguida, porque con la colección de complementos que tienes... ;)

Planeta Isabelino y Pau: me alegro de que os haya gustado.

Cris: jeje, así que a ti también te pasa, debe ser que somos unas genias y nadie lo sabe :D. Por cierto, tienes una memoria prodigiosa, si te acuerdas de donde lo viste me lo dices ;)